Buscar

Alvaro Barriuso – música

no es solo música

Categoría

Uncategorized

Luna nueva en Tauro

Dejar que venga… lo que trae el día, el recuerdo de la abuela que habría cumplido cien años, lo que trae la noche, la luna nueva en Tauro. Dejar que se vaya lo que ya no es. Dejar que venga.

Viene una idea sencilla, grabada al vuelo. Guitarra eléctrica, wah, reverb, freeze, ruidos de interferencia en pastilla y cascabeleo de válvula. Una meditación de procesado de señal.

Meditativa. Van dos. Va para EP.






DEVA (sesión 1)

Dicen que el 4 del 4 del 2020 se han dado acontecimientos astrológicos que abren un portal energético. Sabado santo sin procesiones, gentes de todo el mundo convocadas a meditar a una… La era de Acuario llegando para cambiarlo todo… ¡Wah!

Dias extraños, dias especiales. Quizá no sea casualidad que Guillermo haya estado mezclando esta invocación en si (bemol) a la divinidad que hay en él, en los elementos, en mi y en ti.

Deva surgió como una invocación, si. Creo que en esa época estaba leyendo sobre Tara verde, una forma de compasión siempre presta a interceder para el beneficios de todos los seres y servir de puente hacia la iluminación.

El tema vino con una sensación tan fuerte que al principio me asustaba. A Alfonso y a Diana les gustó. Cristina, que me dijo que esta canción trata de la naturaleza. Me animé a seguir con ella.

En 2019, Guillermo Castro propuso pasar unos días de Semana Santa grabando en El Establo, su estudio en medio de la huerta murciana. Nos reunimos Blanca Altable, Isabel Romeo, Lorena Matsuki y el propio Guillermo allí, y en cinco días hicimos varias sesiones en las que pude escuchar algunas de las canciones con otra instrumentación que la guitarra o el piano.

En una de esas sesiones grabamos Deva a primera toma, recién aprendida por todos, improvisando como jazzmen and women de los 50: esto va así, y esto así… dale.

En estas fechas tenía previsto estar grabando de nuevo, con más preparación, con un año de ensayos y conciertos de por medio, pero nos mantenemos en casa para acabar con la epidemia.

Dicen que el 4 del 4 del 2020 se han dado acontecimientos astrológicos que abren un portal energético. Gentes de todo el mundo meditando a la vez. La chispa divina, la era de Acuario llegando…

También dicen que el Dalai dice que cantar Om Tare Tuttare Ture Soha puede ayudar en estos momentos.

Cantar siempre ayuda.

Siguiendo el río

Estos últimos días he estado como estancado, intentando hacer esto y lo otro, encontrando dificultad para fluir hacia algún lado concreto y toda la facilidad del mundo para estar en un dejarme llevar de tiempo suspendido.

Parece que fue ayer cuando entramos aquí, amor, la energía se acumula suavemente tras la presa: apenas intuible un remolino, un soplo de aire fresco.

Se que hay campos de trigo verde, pájaros, almendros en flor allá adelante. Todos los años paso por una primavera. Todos los días soy uno diferente.

Bliss Birds

Este pájaro desea volar

Los pájaros felices no preguntan por qué

Susurra las palabras y acudirá a tu ventana…

Con el viento en sus alas

Y el pulso de los manantiales

El rocío gorjeando tu nombre

Silba las canciones del cortejo

https://barriuso.bandcamp.com/track/bliss-birds

 

Hoy es 24 de febrero, pajarits, en Rumanía celebran Dragobete.

¡Fericit Dragobete!

La Montaña en el lago

 

Una tarde de sol en pleno invierno, antes de la luna en cáncer, antes de un eclipse.

La superficie del agua quieta refleja nítida La Montaña.

Improviso con la guitarra que me dio David V.

Grabo con un móvil.

Cada € recaudado lo destinaré a plantar un árbol, ojalá muchos.

 

Traducciones (I)

De un disco que me prestó mi tío Jorge cuando tenía alrededor de 10 años y que yo escuchaba en soledad alguna mañana en que me levantaba antes que los demás, me viene a la cabeza una canción al despertar.
La escucho en el móvil, la traduzco, la saco, la grabo. La comparto.
Creo que llevo toda la vida en esto.
La dejaré ahí 24 horas. Después la borraré.
PS: Estoy pensando en la impermanencia en la red.
PSS: Gracias Jorge, por tratar al niño como persona y por tantas coas.

Para papá

Hoy hace setenta años que nació Tino, mi padre.

Tal día como hoy, hace siete años, quise estar con él en el día de su cumpleaños y no pude. No pudo ser, la realidad se impuso, y me costó aceptarlo, así que fui a mi casa y traté de hacer algo bonito para él. Una felicitación musical. Una postal sonora para llevar en el móvil, algo. Compuse y grabé esta pieza en el día, sin más pretensiones que las de sentirnos más cerca, un acto privado de amor familiar.

Hoy sería su setenta cumpleaños. He despertado recordando aquél 30 de enero de 2011. Supongo que resulta más fácil que enfrentarse a este 30 de enero de 2018.

Así que hago público aquél momento de cariño convertido en música por la limitación y la distancia, para enviar un mensaje de amor a través del espacio y del tiempo.

La vela ya la sopla el viento.

 

Álvaro Barriuso

 

 

Ayer murió Ursula K. Le Guin

Ella siempre estuvo ahí.
Su cuento comenzó antes de que yo naciera.
Su canto estaba ahí para otra gente
antes de que yo llegara.

Llegué completamente adolescente
para escuchar la historia de un mago
perseguido por su sombra
en una tierra donde el nombre verdadero
de una persona era un sonido poderoso.

Tu nombre verdadero, joven.
¿Habías pensado alguna vez en ello?

Después viajé varios años en busca de muchas cosas.
Y cuando estuve preparado llegué a la historia del Valle.

Para volver del viaje,
para volver a casa
justo a tiempo de algo.

A través de sus palabras
recibí unas canciones
como si fueran dones.
Aprendí que entregar es
posiblemente
más seguro que conservar.

Después recibí las historias
de Rocannon, de la CIudad de Ilusión,
de un mundo que se llamaba a la vez Bosque y Madera,
donde el sueño es más real que la vigilia
y cuando un hombre es capaz de traer algo
del sueño a la vigilia, se le considera un dios,
durante un tiempo.

Y la canción de Lavinia, nieta de Fauno,
la que escuchó al poeta en sueños
y conoció su destino…

Úrsula tejía palabras sobre papeles:
textos para abrigar la mente,
para que los pensamientos trepen
y encuentren luz,
para que los espíritus
tengan anhelos y esperanza,
para construir conciencias.

Ya no podré visitarla como una vez imaginé.
Pero se que aún quedan cuentos por contarme,
cuando esté listo para llegar a ellos,
que seguirán estando aquí cuando yo muera
sus palabras, sus gentes, su canto con el mío.

Álvaro Barriuso

//

PS: Si esto fuera el Valle, si fueramos la gente Kesh, estaríamos cantando las canciones para ir al oeste hacia el amanecer. Le estaríamos cantando:

La cuarta canción

No mires atrás.
Estás entrando.
Lo estás logrando.
Estás llegando. 
La luz creciendo. 
Aquí está oscuro. 
Mira adelante.

La quinta canción

Las puertas de las Cuatro Casas
están abiertas.
Ciertamente están abiertas


canciones extraída de "El eterno regreso a casa" de Ursula K. Le Guin
Edhasa 1989

 

La voz de tu padre

Esta semana vino la cartera a traer un paquete. Me encontró concentrado tocando cadencias al piano. Tuve que salir a abrir la puerta de la calle, donde mantuvimos la típica conversación sobre identidades y procedimientos, pues el paquete estaba a nombre de mi madre y mío. Mientras firmaba en la máquina de Correos, la cartera me dijo “tienes la misma voz que tu padre”.

“Tienes la misma voz que tu padre”, dijo la cartera mientras yo firmaba en la maquinita de Correos. Habíamos mantenido una corta conversación sobre mi identidad y los destinatarios del paquete, y yo estaba algo distraído, porque el timbre me había sacado de una rueda de transporte al piano. Me sentí halagado. “Me acuerdo de él, de cuando venía a entregarle el correo…” aclaró con ojos tristes cuando levanté la mirada de la pantalla a su rostro. Apenas acerté a decir gracias mientras ella se alejaba sin darme la oportunidad de preguntar.

¿…?

 

img_0191

Subí las escaleras observando el remite: Eduardo Fraile. Dentro, su libro “Me asomo a la ventana y pasa un ángel”. En la página 63, un retrato de mi padre.

¿…?

Álvaro Barriuso

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: