Buscar

Alvaro Barriuso – música

no es solo música

Categoría

Uncategorized

Siguiendo el río

Estos últimos días he estado como estancado, intentando hacer esto y lo otro, encontrando dificultad para fluir hacia algún lado concreto y toda la facilidad del mundo para estar en un dejarme llevar de tiempo suspendido.

Parece que fue ayer cuando entramos aquí, amor, la energía se acumula suavemente tras la presa: apenas intuible un remolino, un soplo de aire fresco.

Se que hay campos de trigo verde, pájaros, almendros en flor allá adelante. Todos los años paso por una primavera. Todos los días soy uno diferente.

Bliss Birds

Este pájaro desea volar

Los pájaros felices no preguntan por qué

Susurra las palabras y acudirá a tu ventana…

Con el viento en sus alas

Y el pulso de los manantiales

El rocío gorjeando tu nombre

Silba las canciones del cortejo

https://barriuso.bandcamp.com/track/bliss-birds

 

Hoy es 24 de febrero, pajarits, en Rumanía celebran Dragobete.

¡Fericit Dragobete!

La Montaña en el lago

 

Una tarde de sol en pleno invierno, antes de la luna en cáncer, antes de un eclipse.

La superficie del agua quieta refleja nítida La Montaña.

Improviso con la guitarra que me dio David V.

Grabo con un móvil.

Cada € recaudado lo destinaré a plantar un árbol, ojalá muchos.

 

Traducciones (I)

De un disco que me prestó mi tío Jorge cuando tenía alrededor de 10 años y que yo escuchaba en soledad alguna mañana en que me levantaba antes que los demás, me viene a la cabeza una canción al despertar.
La escucho en el móvil, la traduzco, la saco, la grabo. La comparto.
Creo que llevo toda la vida en esto.
La dejaré ahí 24 horas. Después la borraré.
PS: Estoy pensando en la impermanencia en la red.
PSS: Gracias Jorge, por tratar al niño como persona y por tantas coas.

Para papá

Hoy hace setenta años que nació Tino, mi padre.

Tal día como hoy, hace siete años, quise estar con él en el día de su cumpleaños y no pude. No pudo ser, la realidad se impuso, y me costó aceptarlo, así que fui a mi casa y traté de hacer algo bonito para él. Una felicitación musical. Una postal sonora para llevar en el móvil, algo. Compuse y grabé esta pieza en el día, sin más pretensiones que las de sentirnos más cerca, un acto privado de amor familiar.

Hoy sería su setenta cumpleaños. He despertado recordando aquél 30 de enero de 2011. Supongo que resulta más fácil que enfrentarse a este 30 de enero de 2018.

Así que hago público aquél momento de cariño convertido en música por la limitación y la distancia, para enviar un mensaje de amor a través del espacio y del tiempo.

La vela ya la sopla el viento.

 

Álvaro Barriuso

 

 

Ayer murió Ursula K. Le Guin

Ella siempre estuvo ahí.
Su cuento comenzó antes de que yo naciera.
Su canto estaba ahí para otra gente
antes de que yo llegara.

Llegué completamente adolescente
para escuchar la historia de un mago
perseguido por su sombra
en una tierra donde el nombre verdadero
de una persona era un sonido poderoso.

Tu nombre verdadero, joven.
¿Habías pensado alguna vez en ello?

Después viajé varios años en busca de muchas cosas.
Y cuando estuve preparado llegué a la historia del Valle.

Para volver del viaje,
para volver a casa
justo a tiempo de algo.

A través de sus palabras
recibí unas canciones
como si fueran dones.
Aprendí que entregar es
posiblemente
más seguro que conservar.

Después recibí las historias
de Rocannon, de la CIudad de Ilusión,
de un mundo que se llamaba a la vez Bosque y Madera,
donde el sueño es más real que la vigilia
y cuando un hombre es capaz de traer algo
del sueño a la vigilia, se le considera un dios,
durante un tiempo.

Y la canción de Lavinia, nieta de Fauno,
la que escuchó al poeta en sueños
y conoció su destino…

Úrsula tejía palabras sobre papeles:
textos para abrigar la mente,
para que los pensamientos trepen
y encuentren luz,
para que los espíritus
tengan anhelos y esperanza,
para construir conciencias.

Ya no podré visitarla como una vez imaginé.
Pero se que aún quedan cuentos por contarme,
cuando esté listo para llegar a ellos,
que seguirán estando aquí cuando yo muera
sus palabras, sus gentes, su canto con el mío.

Álvaro Barriuso

//

PS: Si esto fuera el Valle, si fueramos la gente Kesh, estaríamos cantando las canciones para ir al oeste hacia el amanecer. Le estaríamos cantando:

La cuarta canción

No mires atrás.
Estás entrando.
Lo estás logrando.
Estás llegando. 
La luz creciendo. 
Aquí está oscuro. 
Mira adelante.

La quinta canción

Las puertas de las Cuatro Casas
están abiertas.
Ciertamente están abiertas


canciones extraída de "El eterno regreso a casa" de Ursula K. Le Guin
Edhasa 1989

 

La voz de tu padre

Esta semana vino la cartera a traer un paquete. Me encontró concentrado tocando cadencias al piano. Tuve que salir a abrir la puerta de la calle, donde mantuvimos la típica conversación sobre identidades y procedimientos, pues el paquete estaba a nombre de mi madre y mío. Mientras firmaba en la máquina de Correos, la cartera me dijo “tienes la misma voz que tu padre”.

“Tienes la misma voz que tu padre”, dijo la cartera mientras yo firmaba en la maquinita de Correos. Habíamos mantenido una corta conversación sobre mi identidad y los destinatarios del paquete, y yo estaba algo distraído, porque el timbre me había sacado de una rueda de transporte al piano. Me sentí halagado. “Me acuerdo de él, de cuando venía a entregarle el correo…” aclaró con ojos tristes cuando levanté la mirada de la pantalla a su rostro. Apenas acerté a decir gracias mientras ella se alejaba sin darme la oportunidad de preguntar.

¿…?

 

img_0191

Subí las escaleras observando el remite: Eduardo Fraile. Dentro, su libro “Me asomo a la ventana y pasa un ángel”. En la página 63, un retrato de mi padre.

¿…?

Álvaro Barriuso

 

 

Año Feliz

Cantad conmigo:

Año Feliz
Año Feliz
Te Deseo
A Ti

Año Feliz
Año Feliz
Nos Deseo

Aquí Y Allí
Con Y Sin Mi
Te Deseo

Año Feliz
Año Feliz
Os Deseo

Año Feliz
Año Feliz
Les Deseo

Aquí Y Allí
Con Y Sin Ti
Nos Deseo

Año Feliz
Año Feliz
Año Feliz

 

Esta Canción Del Caldero Mágico De Los Deseos, Meditada En La Mañana Vive Una Letra Mantra. A Su Abrigo, Lindo Cantar Juntos En Círculo.

Para quienes que se van, se han ido, para quienes vienen, para quienes son y están aquí.

Gracias

Feliz

 

 

Vuelvo a la labor



1 de septiembre: como tantos otros a estas horas, vuelvo a mis labores, trabajos y dichas. Lo hago con el programa He venido aquí a hablar de lo mío de RNE en el que Amaya Prieto puso Una canción de La Hierba esta semana, mientras me preparo para un concierto de sol a sol en el embalse de Cíjara.

Una de las cosas bonitas cuando sucede algo así es que algunos amigos lo escuchan y llaman o escriben para contárlo y saludar. Esa cosa de la radio que acerca a las personas. Gracias a todos los que habéis estado, llamado y escrito este verano. ¡Seguimos!

 

 

 

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: