Estos últimos días he estado como estancado, intentando hacer esto y lo otro, encontrando dificultad para fluir hacia algún lado concreto y toda la facilidad del mundo para estar en un dejarme llevar de tiempo suspendido.

Parece que fue ayer cuando entramos aquí, amor, la energía se acumula suavemente tras la presa: apenas intuible un remolino, un soplo de aire fresco.

Se que hay campos de trigo verde, pájaros, almendros en flor allá adelante. Todos los años paso por una primavera. Todos los días soy uno diferente.